EL ESTRENO DE “LA VENGANZA DE DON MENDO”. MADRID 1918

“La Venganza de Don Mendo es obra llamada a eclipsar los éxitos de dinero más famosos (…) Una obra que anoche hizo enfermar de risa al público de la Comedia” La Nación 21 de diciembre de 1918

El estreno de la obra de Pedro Muñoz Seca fue un enorme éxito desde el mismo día de su puesta en escena, el 20 de diciembre de 1918, en el Teatro de la Comedia de Madrid. Los periódicos se poblaron de artículos que subrayaban el magnífico trabajo realizado por el director, los actores, el compositor y los encargados de confeccionar los trajes y escenarios seleccionados. Veamos a continuación algunos ejemplos de lo comentado.

El comentarista especializado de La Nación en su edición del 21 de diciembre, destacó sin dudar, que “de todo el repertorio “sui géneris” de Pedro Muñoz Seca, es lo mejor sin duda alguna (…) Podrán hacerse objeciones y formularse reparos, pero no puede regatearse al “diabólico” Muñoz Seca, que la idea de escribir una tragedia del siglo XII en versos llenos de sonoridad y de retruécanos es una idea muy original y muy graciosa”(…) Yo confieso que La Venganza de Don Mendo me hizo reír de muy buena gana y que me pareció admirable la difícil facilidad con que está escrita y tramada. La presentación de la obra es en definitiva una alarde de riqueza y de gusto, con una música original y muy linda del joven maestro Moreno Torralba”

La Época señalaba, en la misma fecha, aunque en un tono más comedido que: “tuvo buena fortuna, hizo reír y fue aplaudida al final de todos los actos, siendo llamado el autor a escena”. Para sentenciar que “la obra tiene gracia y está escrita con desenvoltura”.

En días sucesivos las crónicas especializadas en el mundo del espectáculo irían prestando más atención a este fenómeno, pero sin abandonar la misma línea halagadora. La España el 26 de diciembre señalaba que, “tanto por la trama como por la versificación es divertida e ingeniosa en grado sumo. Hay escenas y detalles que causan verdadera maestría”.del mismo modo El Nuevo Mundo el 27 de diciembre, la define como una “graciosísima parodia de las imitaciones melodramáticas del Teatro Clásico, que mantiene al público en constante carcajada”

La crítica es unánime en insistir en la “labor primorosa de los actores para hacer esta parodia”, destacando La Nación a Juan Bonafé (D. Mendo) “que supo dar a su difícil personaje el justo matiz caricaturesco” y a Carmen Giménez (Magdalena)“ que estuvo bellísima y muy acertada”. A estos insignes intérpretes habría que añadir “nuevos laureles”, porque “fue un acierto continuo en la interpretación”, al resto del reparto: Manuel González, Zorrilla, Juan Espantaleón, Mariano Asquerino, Moreno, Pereda, Adelita Carbone, Irene Alba, Aurora Redondo…

Objeto de “sincera alabanza” fue también la indumentaria y el decorado manejado. El diario El Sol en un artículo publicado el 22 de diciembre proclama: “Rara vez hemos visto en nuestro teatro una obra de época propuesta con tanta propiedad y riqueza (…) Las telas son riquísimas y perfectamente relacionadas en sus tonos, formándose cuadros de un conjunto altamente armónico (…) Por el escrúpulo y esplendor con que la obra ha sido montada merece la Empresa una cumplida enhorabuena”

Como vemos, la fama y la popularidad acompañó a esta realización desde un primer momento, convirtiéndose en una de las obras más representadas en España, y al autor en una sólida apuesta de triunfo para los empresarios en los años sucesivos.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en curiosidades, Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s