FERVOR POR ISAAC PERAL . MADRID 1890

“No recordamos ovación ninguna tan extraordinaria, desinteresada y patriótica. Para recordar otra semejante habría que buscar la de los héroes revolucionarios en momentos de triunfo y delirio. En éstos, había vencidos que cerraban sus balcones y temblaban en el fondo de las casas, mientras el pueblo vitoreaba en las calles: en la de Isaac Peral no había sino vencedores”   La Ilustración Española y Americana

Imagen

La comitiva comandada por Isaac Peral a su paso por el Paseo del Prado

Tras verificarse con éxito las pruebas en el estrecho de Gibraltar, del submarino ideado por Isaac Peral, multitud de localidades de todo el país se apresuraron a rendirle multitud de honores y tributos. A su llegada a Madrid le llovieron todo tipo de invitaciones: convites aristocráticos y populares, funciones de teatro, conciertos, sesiones literarias, conferencias, visitas privadas a personajes que habían apoyado firmemente al inventor… Era tanto el cariño y fervor mostrado por los madrileños, que cada vez que salía a la calle se hacía casi imposible su movimiento por la aglomeración del gentío a su paso. Los aplausos, los vivas, las banderas y los pañuelos agitados acompañaban al insigne militar allá por donde transitaba. Esta vorágine  se había sentido incluso muchas horas antes de la llegada del cartagenero a Madrid, imposibilitándose la aproximación a la estación del Mediodía, al encontrarse las inmediaciones obstruidas por los carruajes, y el gentío. La tarea de los guardias de procurar el orden, se hacía completamente inútil.

Imagen

Saludando el Sr. Peral desde el balcón de su hotel

Por todo lo descrito, no puede sorprendernos que un cronista de la Ilustración Española y Americana, manifestará su temor a que el Sr. Peral “echase de menos los tiempos en que no era popular, pero en cambio era libre. Porque los aplausos y aclamaciones son gratos y embriagadores en límites prudentes, pero continuos y sin ninguna interrupción deben abrumar, aunque son dignos de aprecio y gratitud. Si todos los madrileños quisiéramos darle un abrazo a Peral,  moriría estrujado por sus admiradores. Sólo pedimos prudencia, discreción y caridad en bien del popular marino, aunque confesamos que la sinceridad del entusiasmo que le ha convertido en ídolo del día es tan desinteresada y espontánea, que ensancha el alma y alegra el corazón cuando se ve de cerca, como lo hemos visto con orgullo patrio”

Imagen

 Concierto en honor al ilustre marino en los Jardines del Retiro

La Ilustración Española y Americana:  15 y 22 de julio de 1890

Anuncios
Esta entrada fue publicada en curiosidades, Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s