LA INAUGURACIÓN DEL PALACIO DE CORREOS Y TELÉGRAFOS. 1918 – 1919

Imagen

Imagen

“Soberbio edificio, orgullo legítimo de la Villa y Corte y de toda España”. Mundo Gráfico

 

En un post anterior pudimos constatar la enorme polémica, surgida por el proyecto de derribo de los Jardines del Buen Retiro, para la construcción del Palacio de Correos y Telégrafos. Recordemos  que un gran número de madrileños hablaba de “mutilación de Madrid”, de “ataque a la cultura madrileña”, porque sostenían que aquellos Jardines representaban la esencia de la capital, en ellos se decía: “Madrid es Madrid”. Finalmente prevalecieron las motivaciones que ponderaban el progreso y el desarrollo, sobre los que encarnaban otras cuestiones que tenían que ver con aspectos más sentimentales, y a fines de 1907 comenzaron las obras.

La inauguración de la obra se verificó el 23 de diciembre de 1918. Este año de 1918 fue un año especial para la edificación madrileña, al inaugurarse 2 edificios verdaderamente notables: el Palacio de Correos y Telégrafos y el Banco del Río de la Plata, actual sede del Instituto Cervantes, convirtiéndose éste último en el primer edificio de oficinas edificado en Madrid. Las inauguraciones de estas magníficas construcciones cerraban un período de paralización de la construcción fruto de la Guerra Mundial, quedando reducida las producciones arquitectónicas, como señala La Construcción Moderna, a “unas cuantas casas de alquiler de pésimo gusto y peor construcción. Solamente se salvaron de esta regla general, una serie de fincas construidas en la Gran Vía y algunas suntuosas en el barrio de Salamanca. A pesar de esta moderación en el ámbito de la construcción de viviendas, la crisis en el sector no fue muy acusada, gracias sobre todo a la actividad en las obras del Metropolitano, las mejoras en las labores de saneamiento del subsuelo y pavimentación llevadas a cabo en la ciudad, así como los trabajos en construcciones militares como el nuevo Parque de Artillería y el Cuartel del Pardo.

Al acto inaugural acudió una nutrida representación política: ministros, senadores, diputados, concejales, diputados provinciales, el gobernador civil y el alcalde de Madrid. También acudieron los artífices de la obra, los arquitectos Joaquín Otamendi y Antonio Palacios, y por supuesto todo el personal de los Cuerpos de Correos y Telégrafos. Éstos últimos se vieron beneficiados “en conmemoración de tan fausto suceso”, de la absolución de todas las faltas leves incurridas, tal y como comunicó el Director de Correos y Telégrafos en su solemne alocución, finalizada con un sonoro: “¡Viva España, Viva el Rey y Vivan los Cuerpos de Correos y Telégrafos!”.

Como todo acto oficial, y después del reconocimiento, “somero exámen de 90 minutos” publicó El Imparcial, de las dependencias del vasto edificio por parte de la extensa comitiva, los invitados fueron obsequiados “con un exquisito lunch” en el salón de actos.

Imagen

Imagen

Imagen

Director de Correos y Telégrafos con los invitados y periodistas que cubrieron el evento

No es mi intención detallar las características, ni los elementos o instalaciones de este edificio de más de 12000 m2 , información que podemos encontrar  en numerosos manuales o buceando en internet,  pero si quisiera destacar por su singularidad y elogio general dos aspectos.  En primer lugar, lo avanzado del montaje del sistema de calefacción y ventilación, “a través de unos modernísimos procedimientos, hasta ese momento  sólo implantados en los edificios del Banco Español del Río de la Plata y en el Teatro Real”.

Imagen

Y por último el generalizado aplauso, por la actuación “enérgica y entusiasta”, del Director de Comunicaciones, sr. Navarro Reverter, por el rápido traslado de los servicios postales y telegráficos, al nuevo Palacio de Correos, “desde el infecto caserón de la calle Carretas”. Del mismo modo se subrayó “el enorme esfuerzo realizado por el personal de Correos, que ha puesto a prueba, una vez más su abnegación, su competencia, su actividad y su inagotable espíritu de sacrificio”. Para el Mundo Gráfico: “todos los funcionarios de la Administración del Correo Central han realizado, en el lapso de tiempo de unas pocas horas, una labor gigantesca que nos complacemos en reconocer y aplaudir”.

Imagen

Salón de selección de correspondencia

Imagen

 

Despacho del Director de Correos y Telégrafos

Prensa manejada:

Mundo Gráfico 1 de enero de 1919

El Imparcial 24 de diciembre de 1918

El Liberal 24 de diciembre de 1918

La Construcción Moderna 15 de enero de 1919

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s