EL VUELO DEL DIRIGIBLE “ESPAÑA” SOBRE MADRID.1910

“Madrid ha presenciado un espectáculo grandioso y altamente emocionante”. La Ilustración Militar 

Este era el sentir general de los madrileños que presenciaron el paso y las “admirables evoluciones” del primer dirigible que sobrevolaba el cielo de la capital, era el “España”  la primera “nave militar aérea” con pabellón español. El aparato era un dirigible Clement- Bayard de 4000 metros cúbicos adquirido en Francia por un coste de 300000 pesetas y terminado de fabricar en un enorme hangar de 70 metros de longitud, 15 metros de anchura y 18 de altura, ubicado en Guadalajara.

El trayecto del dirigible consistía en completar, el día 5 de mayo de 1910, la distancia de 52 km que separan Guadalajara de Madrid, y tras realizar una serie de comprobaciones y ensayos sobre el cielo de la capital, regresar a la capital Alcarreña.

Los pilotos señores Vives y Kapferer calificaron la prueba como “la más ruda de cuántas habían visto experimentar a dirigible en las muchas ascensiones por ellos realizadas”. La razón se debió a que en la vuelta, “el dirigible se vio asaltado por fuertes vientos racheados de proa, capaces de desequilibrar la marcha de cualquier dirigible. En algunos momentos “la violencia del viento paralizó la marcha del globo”. Sin embargo estas circunstancias no impidieron que “la prueba fuese completada con éxito, siendo la capital de España testigo culminante de la experiencia felicísima” 

Imagen

Capitán Kindelán. Paso del dirigible por Alcalá de Henares

La aeronave hizo su aparición a la altura del barrio de la Guindalera, para después rodear el casco de la población hasta llegar a Cuatro Caminos en “un vuelo raudo, seguro y firme”. Mientras esto sucedía en las alturas, “los viandantes y las gentes salían prontamente a ventanas y balcones, comentando aquel inesperado espectáculo, con alegre entusiasmo”. Desde Cuatro Caminos haciendo “un rápido viraje” voló “El España” hacia la Plaza de Oriente. En este punto la Familia Real que había sido avisada de la experiencia que iba a realizarse, aguardaba la llegada del globo. En esta zona el dirigible realizó, aproximadamente durante media hora, una serie de comprobaciones, mediante ascensiones, descensos y variaciones de velocidad, “para comprobar su incuestionable excelencia”.

Imagen

El aparato en algunos momentos se acercaba de tal modo al suelo, que desde él “se distinguía perfectamente a los viajeros y podía apreciarse los colores de las banderas española y francesa, que ondeaban respectivamente a proa y a popa”.

A continuación el zepelín cruzó las calles Arenal, Mayor, Preciados, Alcalá, “llegando El España, hasta el Ministerio de la Guerra, en cuyos balcones estaban el general Aznar, sus ayudantes y numerosos jefes y oficiales del Ejército” . El dirigible dio 3 vueltas “completas y perfectas” alrededor de la Cibeles, viró nuevamente hacia la Plaza del Progreso (Tirso de Molina), para posteriormente encaminarse hacia la estación de las Delicias y por último, antes de abandonar la capital, a las Ventas del Espíritu Santo.

Imagen

El Retiro visto desde el dirigible

Imagen

Perspectiva desde la aeronave del barrio de Salamanca, apreciándose calles como Serrano, Claudio Coello y Lagasca.

Prensa manejada:

Ilustración Española y Americana 15 y 22 de mayo de 1910

El Imparcial 6 de mayo de 1910

Nuevo Mundo 19 de mayo de 1910

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s