HOMENAJE DE LA CIUDAD DE MADRID A SU BANDA MUNICIPAL. 1930

 “Nuestra Banda Municipal, no solamente nos ha proporcionado a los madrileños hondas satisfacciones, esa grata sensación de escuchar buena música magistralmente interpretada por verdaderos artistas, sino que fuera del recinto de la capital, y aún fuera de España, ha cumplido con sus grandes méritos y sus insuperables perfecciones la enorgullecedora misión de extender el concepto de país culto y sensible a las emociones de este arte, que tan elocuentemente demuestra el nivel espiritual de los pueblos, que sólo merecen los que con tan decidido interés cuidan de las instituciones de esta índole”. Y en coherencia por estas sentidas palabras de reconocimiento reflejadas en Mundo Gráfico, “el pueblo de Madrid se adhirió con fuerte entusiasmo al homenaje tributado”, en una fiesta efectuada en el Retiro (junio de 1930) en premio a su labor de más de dos décadas de existencia. El público que acudió obsequió con fuertes ovaciones a los músicos, demostrando “el cariñó que le tiene a la Banda Municipal, y el deseo de corresponder con una especial manifestación a esos gratos deleites que ella le hace sentir, y que borran del recuerdo ideas penosas y sensaciones deprimentes, siquiera no sea por el breve espacio que se le escucha”.

Se compuso el festejo de los siguientes elementos: una misa, la entrega de una bandera a la Banda y la imposición de las insignias de Comendador de la Orden de Alfonso XII al maestro, y director de la Banda Municipal don Ricardo Villa González. Además de estos actos y de los habituales discursos y salutaciones de las autoridades, “la Banda interpretó un concierto magnífico, en la que la música española pareció sonar como nunca en aquellos instantes de entusiasmo”. El repertorio comprendió obras de artistas como Bretón, Falla, Usandizaga o Chueca entre otros.

Imagen

El público asistente escuchando el concierto

Destacada fue la presencia en el acto de la señora condesa viuda de Peñalver, madrina de la enseña que se entregó a la Banda, y “evocación sentimental de aquel conde de Peñalver cuya actuación en la Alcaldía tuvo aciertos tan plausibles, como éste de la creación de la Banda Municipal, y tan beneficiosos como el de la realización de la Gran Vía”. La jornada concluyó con la ofrenda floral realizada por parte de los músicos al monumento dedicado a Chapí. De este modo se completaban unas horas “de grato deleite, de honda emoción y de sincero entusiasmo”

Imagen

La condesa de Peñalver haciendo entrega al maestro  Ricardo Villa de la bandera que se le ha otorgado a la Banda Municipal

Imagen

Obispo de Madrid bendiciendo la bandera de la Banda Municipal

Imagen

Obispo de Madrid junto a la condesa de Peñalver, madrina de la bandera

Imagen

Alcalde de Madrid, señor marqués de Hoyos, imponiendo las insignias de la Encomienda de Alfonso XII al ilustre músico don Ricardo Villa

Con el homenaje brindado de los madrileños a su Banda Municipal, se quería también distinguir la trayectoria de su director, el maestro Ricardo Villa, que desde su fundación (1909) la dirigía, realizando a juicio de los especialistas “una magnífica labor”. Como reflejo de lo comentado, sólo tenemos que remitirnos a lo que manifestaban las crónicas sobre lo que aconteció la noche del 2 de junio de 1909, fecha en la cual, hizo acto de presentación en el Teatro Español, la Banda Municipal de Madrid, “ante una sala distinguidísima, el público del Real, actuando de juez”. En el Impacial podemos leer lo siguiente: “La Banda Municipal de Madrid apareció anoche, no como tímido ensayo o como débil promesa de un porvenir de triunfo en la esfera de la música, sino como potente, briosa e indestructible realidad (…). Lo que se ofreció anoche en la sala del Teatro Español, fue una velada de altísimo interés artístico, más que un ensayo, como con excesiva e injustificada modestia decían las invitaciones (…) En el auditorio advirtióse una impresión vivísima de sorpresa y de encanto. La Banda sonaba como una orquesta nutridísima y ponderada en empaste de timbres, en ajuste y precisión de ritmos y en gradaciones de sonidos. Diríase que la Banda de Madrid tenía ya muchos años de éxitos y de glorias”. Un aplauso “vivo, entusiasta, al Alcalde, a los organizadores, al maestro Villa y a cuántos forman la Banda, por su triunfo de anoche”, solicitaba encarecidamente el Heraldo de Madrid; para sintetizar: “Nos esperan jornadas artísticas de gloria

Y todo ello bajo “la batuta enérgica, expresiva y elocuente” del maestro Ricardo Villa.

Mundo Gráfico, 9 julio de 1930

El Imparcial, 3 de junio de 1909

Heraldo de Madrid, 3 de junio de 1909

Anuncios
Esta entrada fue publicada en curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a HOMENAJE DE LA CIUDAD DE MADRID A SU BANDA MUNICIPAL. 1930

  1. Pingback: Madrid literario: Arturo Barea - Viajando tranquilamente por Madrid y su Comunidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s