LOS FESTEJOS DE LA SUBIDA AL TRONO DE ALFONSO XIII. 1902

Imagen

Os dejo un extracto de un artículo que me publicaron en la Revista Madrid Histórico:

El Rey y todos los acontecimientos destacados que giraban en torno a la Familia Real tenían una especial relevancia para el pueblo madrileño. Una subida al trono no iba a ser una excepción y había que celebrarlo a lo grande, con un programa de festejos numerosísimo y variado. De esto hecho, se hace eco el articulista José Fernández Bremón, desde su tribuna de la Revista La Ilustración Española y Americana. “El periodista no sabe a qué atender, ¿A la inauguración de las escuelas?, ¿A la Exposición de gatos y perros? ¿Al concurso hípico?A ¿Al de polo?,¿ Al de tiro de pichón? ¿A los conciertos? ¿A las carreras? ¿A la llegada de los príncipes? ¿A ver a las estatuas embozadas o los adelantos de los palcos y los puestos del Retiro? Entre esta confusión y el bullicio, no es difícil que algunos enloquezcan (…) Los espectáculos no pueden ser tan variados: tenemos ópera española en el hermoso teatro lírico. Se ensaya el Don Juan de Mozart en el Real; la célebre japonesa Sada Yacco funciona en la Zarzuela, y una compañía italiana en La Comedia; el género chico en diversos teatros, y el ínfimo en los lugares de costumbre, ¿qué nos falta?”

 La llegada de la actriz Sada Yacco y su compañía a España en Mayo de 1902, supuso la primera vez que una compañía teatral japonesa actuaba en España. Las crónicas describen a la artistacomo una mujer hermosa y sumamente interesante. Pudiera decirse que su rostro tiene la belleza de una orquídea, un exótico encanto; belleza y encantos debidos en gran parte a su originalidad. Su cabello negro, sus largos y estrechos ojos y la comprensión de su cuerpo son exquisitamente encantadores”.

Imagen

Si revisamos los festejos de este acontecimiento, con los eventos celebrados a lo largo de la Restauración  siendo la familia Real la protagonista, encontramos muchas similitudes. Nos referimos a las bandas de música desfilando por las calles de la capital, retreta militar, fuegos artificiales, iluminaciones y engalanamiento de las calles, recepciones y banquetes en Palacio, funciones especiales en los principales teatros de Madrid, corridas de toros, oficios religiosos, bailes y conciertos privados, concursos de todo tipo (de estatuas, de carruajes…), festivales académicos… Pero en lo que si encontramos una interesante novedad es en la notoriedad que va alcanzando el deporte o sport. En este sentido relevancia obtuvo  el concurso de foot-ball, celebrado en el Hipódromo, en el campo que allí tenía la Sociedad de Polo. El resultado fue todo un éxito por la gran concurrencia que allí se concentró, superando con mucho las previsiones realizadas. “La concurrencia pasó unas horas muy divertidas, tomando gran interés por los partidos y aplaudiendo los tantos”. En el concurso de foot-ball salió victorioso el Bilbao- Vizcaya.

En el apartado de espectáculos deportivos alcanzó también gran éxito el concurso hípico, incluso superando en seguimiento a las carreras de caballos. “Vista la brillantez, de esta fiesta hípica, que contrasta con el desánimo que suele notarse en las carreras de caballos, es opinión de algunas personas que esta fiesta pudiera modificarse, introduciendo elementos de la primera”. Otro deporte que se relanzó al amparo de estos festejos fue el ajedrez, “celebrándose por primera vez un torneo nacional de ajedrez, gracias al patrocinio del Centro del Ejército y de la Armada”.

De entre todas las atracciones “la batalla de flores”, resultó una de las más lucidas y coloridas. El parque del Retiro se vistió de gala para la ocasión aquel 20 de mayo de 1902. “Es tal el número de peticiones para instalar pabellones y barracas de espectáculo en el Parque de Madrid que éste resulta ya insuficiente. Entre los espectáculos figuran circos, cafés, conciertos, palacios de proyección, guiñoles mecánicos y toda clase de novedades”. La batalla floral se desarrolló de este modo tan original. “Al final del campo de batalla estaba situado la Tribuna Real, adornada con profusión de flores, jarrones y tapices. A uno y otro lado se levantaban las tribunas del Cuerpo Diplomático. En aquella se colocaron los individuos de la familia Real, los Príncipes extranjeros y la alta servidumbre palatina. El Rey tomó parte activa de la batalla, cuyos incidentes y peripecias le divertían mucho. Alfonso XIII sostuvo verdaderos combates con las damas que ocupaban coches y carrozas, y no se cansaba de arrojar montones de flores contra sus bellas enemigas(…) Para situarse más cerca de los carruajes, Don Alfonso se fue al sitio donde estaba la servidumbre, desde el cual arrojó millares de flores sobre las carrozas de las señoras. La tribuna de La Gran Peña, fue la más animada de la fiesta, y los socios de la Gran Peña combatieron con verdadero ardor, gastándose muchos miles de pesetas en ramos de flores”.

Muy novedosa resultó la corrida regia de 22 de mayo, a consecuencia de la indumentaria y objetos portados por los protagonistas. “El público entusiasmado, no dejó de aplaudir. Los gallardos y valientes caballeros, con sus escuderos y servidores, hacían recordar épocas ya lejanas de otras Reales fiestas de toros, en que la Monarquía española alcanzaba esplendores pocas veces igualados”. Luego la lidia de las reses no respondió a las expectativas: “En la lidia ordinaria demostraron los diestros buenos deseos, pero no pudieron lucirse mucho por falta de condiciones de las reses, que salían boyantes pero huían pronto, quedando mansos y a la defensiva, pegados a las tablas

Otro evento reseñable es la retreta militar de 23 de mayo, los madrileños se echaron ala calle, para vitorear a los soldados. “De la apiñada multitud que llenaba la carrera, desde el Prado hasta el Palacio, desde los balcones, ocupados por una legión de bellezas madrileñas, de todas partes en fin, salían exclamaciones de admiración y continuos aplausos. Puede decirse que fue una fiesta patriótica”. Este sentimiento patriótico, era  habitual en la sociedad de la España finisecular: “Las simpatías que despierta el soldado en todos los corazones, su marcialidad en las funciones de paz, tan sólo comparable con su bravura y sobriedad en los lances de la guerra y el vistoso conjunto que la variedad de uniformes produce, despiertan nuestra curiosidad e interés, y lanzan a las calles una gran parte de la población”.

La denominada “garden party”, celebrada en el Campo del Moro la tarde de 23 de mayo se mostró como una fiesta “encantadora y animadísima”. A este acto acudieron, además de la familia real, un número que excedía los 10000 invitados. El centro principal de la fiesta fue el Salón, bellísimo paseo situado en el centro de los jardines: en uno de los extremos le adorna la artística fuente de las Conchas; al otro, el chalet de la Reina. Aun lado está el del Rey. Detrás de la fuente de las Conchas, “el Lawn- tennis”. Se sirvió un  buffet situado en grandes mesas en torno al Salón, en las cercanías de la fuente de las Conchas y de la calle de los Plátanos.

Imagen

Surgen también voces en contra del despilfarro económico en este tipo de acontecimientos:  “Toros y funciones teatrales, música e iluminaciones, arcos, follajes…cuanto puede distraer las melancolías de un pueblo triste y desgraciado, de todo eso gozarán en estos días (…) El arco triunfal que admiran, la música que arroba sus sentidos y potencias, el espectáculo teatral que nos proporcionan gratis, la sangrienta lid taurina y los caballeros en plaza que les sobresaltan e interesan, los surtidores de gas que los deslumbran, todo, todo les pertenecen. El digno Ayuntamiento les preparó tales festejos, no con las bolsas particulares de sus dignos individuos, sino con los fondos del municipio. La Diputación Provincial con el dinero de la provincia. El Estado con los recursos de todos los contribuyentes (…) Es decir, que os divierten con vuestro dinero”.

Un hecho singular era el reparto de donativos y otros actos caritativos, que se efectuaban en el trascurso de celebraciones y acontecimientos solemnes. Esta ocasión lo merecía, miles de comidas fueron repartidas entre los sectores más desfavorecidos. “Para solemnizar la jura de D. Alfonso XIII, su Augusta Madre ha dispuesto lo siguiente. El jueves 15 del mes actual, empieza el reparto de las 3000 comidas que se han de dar cotidianamente hasta el día 24 inclusive a los pobres de Madrid”. Inclusive desde la prensa encontramos una idea tanto más original como irrealizable. En un interesante artículo se propone una gran fiesta que tendría una duración de 3 días y cuyos auténticos protagonistas serían los pobres. “Durante 3 días, todos los pobres gozarán de libertad ilimitada para frecuentar aquellos sitios que en otros días está prohibido, tales como paseos, plazas… siempre que se presenten con el aseo y decoro debido (…) No se les permitirá , bajo ningún pretexto pedir limosna. Se les concederá entrada gratuita en todos los espectáculos que se celebren, por cuyo motivo las empresas reservarán para las mismas las localidades que estimen prudentes(…) Se organizarán festejos, veladas y toda clase de distracciones lícitas en beneficio de los pobres(…) Estos días serán los señalados con especialidad para fundar asilos, hospitales, abrir escuelas…y para que no les falta de nada ( en la medida de lo posible) se instalarán cocinas económicas, tiendas de asilo y todo aquello, que por el pronto remedie su miserable estado (…) Tras la celebración de una solemne misa, el colofón lo pondrá una gran cabalgata cuya carroza principal figurará a la cabeza con la inscripción de “ Banco de los Pobres”, elevándose sobre la misma, la efigie de la Caridad, que ostentará este hermoso y sencillo lema: “por los pobres y para los pobres”.

Imagen

Comitiva Regia dirigiéndose por la Calle Alcalá hacia la basílica de San Francisco el Grande

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s