EL TORNADO QUE ASOLÓ MADRID EN 1886

 “No recuerdan en Madrid los nacidos tormenta como la de ayer(…) Pavoroso es el cuadro que ofrecen las calles y paseos desarbolados, los jardines públicos destruidos, los edificios quebrantados, las paredes hundidas, los carruajes volcados, los trenes fuera de los carriles, los postes y cobertizos por el aire, las comunicaciones interrumpidas por donde quiera(…) Pero más pavoroso todavía, y más aflictivo y horrible el cuadro de los obreros aplastados bajo un muro, de los traseuntes estrellados contra los coches, de los niños magullados en el suelo, de las mujeres desenterradas de entre los escombros de los lavaderos(…)  Este es el siniestro escenario que presentaba Madrid tras el paso de un formidable tornado el 12 de mayo de 1886.

 La descripción del extaordinario suceso es el siguiente, según la crónica del periódico La Unión. “Desde las 4 de la tarde el cielo empezó a encapotarse y cayeron algunas gotas de agua. A las 6.20 sopló de repente un fuerte viento y luego se desató el huracán con espantosa furia. Fue aquello algo que no es posible describir; era viento que arrollaba a los transeuntes, eran oleadas de agua que las envolvían, era un vívido relampaguear que iluminaba por instantes el espacio, cerrabánse con estruendo puertas y ventanas, caían hechos pedazos los cristales, volaban tejas, chimeneas y planchas de zinc, los sombreros se alejaban de las cabezas, las luces se apagaban, los coches se detenían o volcaban, los árboles caían desgajados, los traseuntes se metían en las tiendas y en los cafés como huyendo de un enemigo invisible. La violencia del fenómeno duró unos 12 minutos”  El Liberal señala que  “Madrid parecía una ciudad muerta, entregada a la furia de los elementos. Muchas calles parecían ríos. De muchas casas volaba la techumbre. En todos los paseos arrancaba el huracán de cuajo árboles corpulentos y altísismos. Por donde quiera los destrozos, las pérdidas, las desgracias, los heridos los muertos”. Lógicamente un ambiente funesto se apoderó de la ciudad:” Se suspendieron las funciones en varios teatros, y la circulación de personas y carruajes durante la noche fue escasísima, reinando en la Corte un silencio abumador que aumentaba los efectos de la catástrofe. La animación cesó por completo”

 Se hablaba en las rotativas de una cifra aproximada a las 30 víctimas mortales y “de más de 2000, las personas que se han quedado sin domicilio o que tienen el domicilio en condiciones inhabitables”. El mayor número de víctimas que se cobró el tornado se produjo en el lavadero llamado “El Imperial”, cercano a la Puerta de Toledo, a fines del paseo del mismo nombre. “Nos faltaba por ver el cuadro más aterrador: el lavadero. Bajamos una escalera de madera que hay a la derecha del edificio principal, y entramos en una nave que da acceso a otras donde están las pilas(…) Allí, se hallaban en montón 3 cadáveres de mujeres, desnudas de pie y pierna, jóvenes, llenas de vida horas antes y seguramente muy lejos de pensar lo cercano de su muerte. Pasamos al interior, y un montón inmenso de escombros, testigo mudo y elocuente de tan tristísimo acontecimiento, denunciaba que allí había existido la primera galería del lavadero(…) Vimos que varios hombres con faroles en la mano, andaban inspeccionando un terraplén que hay a pocos pasos de la galería derruida. Nos dirigimos allí; el espectáculo nos horrorizó.10 cadáveres, 7 mujeres y 3 hombres, estaban tendidos unos junto a otros.” La zona comprendida entre la puerta de Todedo y Carabanchel fue la más afectada.

 Se incide en el aspecto desolador que presentan lugares emblemáticos de la Villa y Corte: “En el Botánico ha desaparecido hasta la topografía de tan ameno jardín. Sólo queda una serie interminable de troncos y ramas desechas y cruzadas entre sí, formando un conjunto impenetrable. El espectáculo del Retiro, si no tan desolador como el del Jardín Botánico, es también espantoso.(…) La visión que ofrecía el estanque grande del Retiro era imponente: el oleaje espumoso y rizado de las aguas, tan pronto ascendía a una altura gigantesca, como se veía el fondo del mismo(…) En las proximidades de San Isidro no quedó nada en pie de los puestos instalados para la feria. Las inmediaciones de la Plaza de toros intransitables, llenas de escombros, tejas, cristales, chimeneas rotas(…) En la estación del Norte descarrilaron varios vagones del tren que iba a salir, por lo cual quedó interrumpida la circulación(…) En el Prado fueron arrancados muchos árboles, y lo mismo en la plaza de las Cortes y de Santa Ana” Las crónicas detallan con precisión los lugares más afectados en cada distrito. Además se solicita desde varias tribunas una cuestación entre los más acaudalados, para auxiliar a los más afectados. El alcalde se puso a la cabeza de esta colecta “entregando de su bolsillo la cantidad de 4250 ptas con destino a socorrer las víctimas de los más afectados”

 Curiosamente y para concluir, quiero subrayar cómo La Época explica un hecho, que podemos decir resultó premonitorio:” No hace muchos días Madrid pudo presenciar el espectáculo del fenómeno semejante en las regiones superiores de la atmósfera.. Hacia el S.E. de la población se observó entre inmensos cúmulos de nubes de una blancura sin igual, acrecentada por los rayos horizontales del sol poniente, una espiral claramente determinada por movimientos rotatorios cuya velocidad variaba, según el volumen aparente de la masa.En la base de esta espiral, que tomaba vista en conjunto la forma de un cono invertido, se observaba una especie de manga cuyo extremo parecía que iba a ponerse en contacto con la superficie de la tierra.(…) Por fortuna se mantuvo a considerable altura”.  Del mismo modo se hacían eco los comentaristas, de un tornado que sacudió por las mismas fechas a Kansas City( Estados Unidos) fruto del cual, se contabilizaron varias decenas de muertos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Historia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s