VIII CENTENARIO DE LAS “NADAS” DE TOLOSA

Hace unos días se produjo una efeméride notable en nuestro país, el VIII Centenario de la batalla de Las Navas De Tolosa(16 de julio de1212). El corazón de los festejos a nivel nacional, estuvo repartido en los siguientes núcleos: Burgos, Pampolona, Toledo y  la provincia de Jaén (La Carolina y Bailén principalmente). En Burgos habría que subrayar el extraordinario desfile en el cual tomaron parte militares, asociaciones seglares y religiosas y autoridades pertenecientes al Ayuntamiento, a la Diputación provincial y a las Cortes. Espectacular debió ser el colorido y la vistosidad de la marcha como resultado de los numerosos estandartes portados, incluido el pendón de Las Navas de Tolosa. “El ambiente de fiesta”, señalan las crónicas, “impregnaba las calles: pasacalles, bandas de música, edificios públicos y de particulares engalanados”, y como colofón “la soberbia exposición que añadía mayor interés a la conmemoración”, pues mostraba objetos tan diversos y ricos como estandartes de Lepanto, un dosel de los Reyes Católicos, códices, pinturas y otras piezas de gran atractivo portadas por el monasterio de Silos y otros cenobios e iglesias de la diócesis

En Pamplona el despliegue no fue menor, con el añadido de la presencia del Rey. Encontramos similitudes a lo anteriormente expuesto, pero también elementos nuevos: engalanamiento de los edificios, originales iluminaciones nocturnas, desfiles de carrozas que representan a los reyes cristianos y a España, encierros de toros, pruebas deportivas, certámenes científicos-literarios, vuelos acrobáticos en el aeródromo y un emotivo funeral por “Sancho el Fuerte y cuantos cristianos participaron”. Como en la ciudad castellana, la animación de la gente fue “grandísima”, La conmemoración en Toledo tuvo un carácter  predominantemente religioso, teniendo su epicentro en la Catedral.

Por último en tierras andaluces de nuevo observamos una estampa similar a lo vivido en Burgos o en Pamplona: piezas músicales, fuegos artificiales, ornato de calles y edificios, veladas literarias, inauguraciones de monumentos conmemorativos… Y a destacar la procesión religiosa, que transcurrió por el emplazamiento donde tuvo lugar la legendaria contienda.

En efecto, estos han sido los principales festejos de la conmemoración… Pero del VII CENTENARIO (1912), porque el VIII Centenario ha pasado prácticamente de puntillas. Nadie puede esperar, que se reproduzcan los episodios de gran fervor patriótico vividos en España en acontecimientos tales como, la Guerra de África(1859-1860), el Conflicto de las Carolinas (1885) o en la Guerra Hispano-Estadounidense(1898), pero de ahí a la casi inacción más absoluta de los poderes públicos y la casi clandestinidad…  Por favor hagamos una reflexión

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s